Cosas Random XXVIII

¡Hoy el estudio Shaft está de aniversario! Nada más y nada menos que 40 añazos dando guerra en un mundillo tan duro como es el de la animación. Seguramente alguno se sorprenda por la antigüedad del estudio, ya que sus obras más conocidas son todas relativamente recientes. Pero la verdad es que Shaft lleva ya bastante tiempo haciendo anime, aunque no siempre gozó del reconocimiento que tiene ahora y durante mucho tiempo tuvo que dedicarse más que nada a labores de apoyo en la producción de trabajos de otros estudios. No fue hasta principios de siglo cuando comenzó a hacerse notar, especialmente en los últimos 10 años, llegando a producir obras de muchísima fama y éxito.

Su estilo también ha cambiado mucho con el tiempo. Los rasgos típicos con los que lo identificamos ahora (sus estrambóticos escenarios, sus giros de cuello, sus imprevisibles recursos visuales, sus inacabables textos en pantalla, sus falditas…) no son más que el resultado de la evolución del estudio en su búsqueda por encontrar su estilo propio característico, pero a más de uno le costaría reconocer alguna de sus obras más antiguas (yo incluido).

Nada más por hoy. Os dejo, a modo de homenaje, un pequeño listado de algunas de las obras más famosas, queridas o importantes de la historia de este gran estudio de animación:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Cosas Random XXI

Hace mucho mucho tiempo, os hablé de una hermosa serie sobre un pequeño patito que danzaba entre cuentos de hadas. Una serie que, como por arte de magia, hechiza a aquellos que la ven. ¿Cómo lo consigue? ¿Qué la hace especial? ¿Qué puede haber de novedoso en un cuento sobre príncipes, princesas, caballeros, cisnes y cuervos? En mi opinión, una de las grandezas de Princess Tutu es que se sale de su propia historia e incluso baila con el concepto de metahistoria. Da una vuelta de más a la llave, y abre una puerta secreta que da paso a un mundo en el que narradores y narración se aturullan y la lógica interna de las historias es puesta en tela de juicio.

Una de las formas más fáciles de apreciar la magia de esta obra es a través de sus prólogos. Cada episodio de Princess Tutu comienza con un puñado de imágenes, en un tono sepia, que sirven de acompañamiento al relato que nos cuenta una profunda voz narradora. Esta secuencia es, por un lado, una introducción que anticipa lo que ocurrirá en el episodio, los sentimientos que azotarán a los personajes y los secretos que se desvelarán con prontitud. Pero a su vez muchos de estos relatos son también cuentos independientes. Cuentos con sorpresas, que se plantean sus propias moralejas o incluso desafían los finales convencionales. Princess Tutu se asienta en estos relatos, porque es un cuento construido a través de otros cuentos.

Pero, por mucho que os diga, siempre es mejor apreciarlo por uno mismo, así que aquí os dejo unos cuantos ejemplos (pinchad en las imágenes para leer los relatos):

Cosas Random XVIII

El “Cosas Random” de hoy no va realmente de nada en particular. Simplemente, me apetecía traeros una imagen que me gusta mucho, una imagen que me encanta. Por algún motivo, verla me hace pensar que aquello que uno busca, aquello que uno anhela durante toda una vida (ya sea una persona, un sueño o una simple imagen), puede aparecer cuando menos te lo esperas. Y lo mejor es que vale la pena la espera.

Speed Grapher CR 01

Buena culpa de que me ponga tan trascendental viendo esta imagen la tiene la serie a la que hace referencia: Speed Grapher. Y es que esta serie, cuando se lo propone, es capaz de tocarle a uno la fibra sensible. Como postre, os voy a dejar también el vídeo en el que aparece la escena en cuestión, el segundo ending de la serie:

Cosas Random XVI

Quedan pocos aficionados al anime hoy en día que no conozcan el estudio Shaft, probablemente uno de los que más seguidores tiene en la actualidad. Cuando se habla de este estudio, la gente tiende a pensar en series como Madoka Magica o la saga Monogatari. Sin embargo, a mí la primera serie que me viene a la memoria es ef – a tale of. Y es que en esta obra, emitida unos años antes de sus éxitos más famosos, Shaft ya le gritó claramente al mundo qué es lo que quería hacer: “¡Aunque sea solo una escena o un plano, quiero hacer una obra que conmueva a quien la vea!”. Y si bien a lo largo de los años también han producido material de baja calidad y con objetivos meramente comerciales, es de admirar la insistencia de este estudio en intentar salirse de lo establecido y hacer las cosas de una manera diferente.

Como no podía ser de otra forma, hoy os traigo un variadillo de capturas de ef – a tale of, serie en la que, estoy convencido, Shaft puso todo su corazón:

Cosas Random XII

Hoy vengo con otra nueva entrega de “una imagen vale más que mil palabras”. En esta ocasión, la imagen está sacada de la maravillosa serie Aria, cuya tercera y última temporada terminé de ver hace apenas unos días. Me encantaría contaros muchas cosas sobre esta obra tan hermosa, y tened por seguro que lo haré algún día, pero hoy me conformaré con mostraros una sencilla imagen. Una única y elemental escena que nos explica qué es lo que nos hace falta para sobreponernos a nuestra falta de talento innato y convertirnos en un individuo extraordinario:

Aria CR 01

Cientos de shōnens centrados en el esfuerzo y la superación personal matarían por conseguir expresar este mensaje de una forma tan clara y potente. Y sin embargo, ironías de la vida, esto me lo he encontrado en un “slice of life” de lo más tranquilo. Moraleja: no nos dejemos llevar por el género de una obra; podemos encontrar maravillas de todo tipo donde menos lo esperemos, especialmente si la obra es buena.

Cosas Random VII

No soy muy dado a usar proverbios y refranes, suelo evitarlos en la medida de lo posible. Sin embargo, en esta ocasión haré una excepción: “Una imagen vale más que mil palabras”. En realidad, no es tan fácil como parece ver hecha realidad esta afirmación; transmitir ideas usando solo imágenes es bastante complicado. Pero hay obras que lo consiguen, y como ejemplo os traigo una escena sacada de Shoujo Kakumei Utena, una de las series reina en cuanto al uso de simbolismos y metáforas, en la que cada fotograma esconde algún mensaje y cada mísero detalle derrocha información. Aunque esta serie me ofrecía una abrumadora cantidad de opciones entre las que escoger, he decidido quedarme con esta imagen por su sencillez. Mejor así para empezar:

Utena I 03

¿Qué tenemos aquí? Tres jóvenes, dos chicas y un chico: A, B y C. Aparentemente, dos de ellos mantienen una relación que ocultan a la tercera en discordia, desdichada joven de amor no correspondido. Sin embargo, los mensajes en Utena siempre van un paso más allá, y este triángulo amoroso, tan sencillo en apariencia, esconde un importante secreto. ¿Cuál es? Os dejaré con la duda, llamadme cruel, pero espero así incitaros a ver esta obra que merece el reconocimiento de imprescindible.

Cosas Random II

Seguro que ya os lo he dicho en alguna otra ocasión, pero lo repetiré para que quede bien claro: me encanta Chihayafuru. A pesar de centrase en algo que nos puede parecer tan poco estimulante a primera vista (y tan ajeno a nuestra cultura) como el karuta, esta serie es capaz de engancharme y emocionarme como pocas. ¿Y por qué me gusta tanto? Pues por muchos motivos. Podría hablaros, y dad por hecho que lo haré en el futuro, de su preciosa banda sonora, por ejemplo. Pero en esta ocasión lo que querría destacar es su maravilloso apartado artístico. Aunque la dinámica de la serie es esencialmente la de un spokon convencional, su estética es más típica de obras shoujo o josei. Y, creedme, se nota.

Aquí tenéis un puñado de capturas que he ido sacado de aquí y allá a lo largo de la serie. Ejemplos varios de la viveza de sus colores, sus tonalidades, sus efectos y sus juegos de luces: