Cosas Random XV

Ayer fue el cuarto aniversario de la muerte de Satoshi Kon, director de anime (sobre todo de películas) que nos dejó unas cuantas joyas para el recuerdo. Perturbadoras a ratos, geniales la mayor parte del tiempo. Así eran las obras de Satoshi Kon, hombre de imaginación aparentemente ilimitada, capaz de plasmar todo tipo de locuras psicodélicas inimaginables o ensoñaciones extraordinarias. Y todo eso sin perder de vista lo más importante, aquello que destacaba en todas sus obras haciéndolas realmente magníficas: la psicología humana. Psicología que estrujaba y retorcía al máximo, sacándole todo el jugo posible.

Tan imprevisible como increíble, así era el cine de este gran director. Y como muestra, una pequeña escena del comienzo de la última película que llegó a completar: Paprika.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s